Los hombres huyen del compromiso

00c4cd786f2f59a70a501d5dd97a09d1.500x232x13

 

 

Como si apareciera escrito en su genética, en las estrellas o en la sociedad, los hombres suelen tener una predisposición natural para el compromiso. Es como si una campanita se activara en su cerebro cuando sienten que las cosas se están enseriando demasiado y huyen por la derecha… Muchos aseguran estar con la mujer de su vida, y aun así no se deciden a dar ese gran paso. ¿Por qué? Algunos se acobardan porque están esperando una señal divina que les indique que ya es el momento correcto; otros, simplemente, quieren que la relación madure un poco más, o quizás estar mejor económicamente para poder asumir los compromisos que trae una boda… O, tal vez, estés con uno de esos chicos que no cree en el matrimonio… Asegúrate de conocer bien a tu pareja y pregúntale con confianza a dónde se está dirigiendo la relación. Lo importante es que estén siempre en la misma página. La sintonía es fundamental para que no haya desilusiones o malos entendidos en el medio. ¡Al compromiso se llega paso a paso y a su propio ritmo!